¿Como funciona un sitio web? 3ra parte

Dominios, Hosting, Información

Dominio
Un nombre de dominio es la dirección que ingresa en la barra de direcciones de su navegador web para acceder a un sitio web. Un ejemplo de un nombre de dominio es www.proyectogatito.com. Un nombre de dominio es exclusivo de un sitio web. En otras palabras, no hay dos sitios web que puedan tener el mismo nombre de dominio.

¿Como funciona un sitio web? 3ra parte

 

Si bien es cierto que no necesariamente necesita un nombre de dominio personalizado para su sitio web, muchos desarrolladores de sitios web ofrecen planes gratuitos que vienen con una dirección de sitio web gratuita. Pero estas direcciones de sitios web gratuitos se presentan en forma de un subdominio. Este tipo de dirección web plantea muchos problemas:

Su sitio web se convierte en “rehén”, ya que no es dueño de tudominio.com, tampoco posee subdominios o variaciones de subcarpetas de ese nombre de dominio. El creador del sitio web tiene el derecho de crear y eliminar cualquier subdominio y / o subcarpeta que desee, con o sin aviso.

Los motores de búsqueda como Google y Bing otorgan preferencias a los nombres de dominio en lugar de a los subdominios.
Los nombres de dominio personalizados no son gratuitos, pero hoy en día puede obtener uno gratis de muchos proveedores de servicios cuando se registra para un plan de servicio anual, por ejemplo.

Un servidor web
Un servidor web es la computadora que recibe la solicitud de una página web enviada por su navegador.

Considere esto: su empresa está contratando un puesto que acaba de abrir y usted está a cargo de escribir el anuncio de trabajo. Es posible que haya creado el anuncio más convincente, pero a menos que publique el anuncio en una bolsa de trabajo, nadie lo verá.

Esto es lo mismo con los sitios web. Puede crear el sitio web más impresionante, pero a menos que esté cargado en un servidor web, no se puede acceder ni visualizar en Internet.

Sin duda, puede configurar su propio servidor en casa, pero requeriría una gran cantidad de conocimiento, tiempo y recursos (es decir, la energía y la conexión a Internet). Pagar a un proveedor de servicios de alojamiento web sería lo más lógico, económico y práctico que puede hacer.  Por una tarifa mensual, los proveedores de alojamiento web le permiten usar espacio en sus servidores para alojar su sitio web, y debido a que es su servidor, ellos se encargan de todos los aspectos técnicos de configurar y mantener el servidor, así como de todos los recursos necesarios. para ejecutar el servidor, por lo que no tiene que preocuparse por nada.

 

 

Deja un comentario